Cambio de imagen corporativa: Renovarse o morir

 

Ghandi dijo: ‘Sé el cambio que quieras ver en el mundo’. De todas formas, el cambio es inevitable. Es una cualidad de la vida, un preámbulo del crecimiento y el ciclo de todo el mundo.

Las razones para un cambio pueden ser muchas y diversas. En nuestro caso, se deben fundamentalmente a un afán de superación y mejora. Queremos formar parte de tu día a día, ayudarte en tus propósitos y ser testigos de tus ansias de recuperación.

De todos es sabido que somos el centro con más antigüedad y experiencia en el ámbito de la neuro-rehabilitación, tanto en León como en el Principado de Asturias. Y que con nosotros se han formado muchos profesionales de toda España.

Sin embargo, hubo un tiempo en que nos dedicábamos exclusivamente a trabajar y a estudiar, y nos quedamos algo anticuados en cuanto a tecnología se refiere. Razón última que nos motivó a mejorar y abrirnos a la era tecnológica.

Hemos tenido que hacer autocrítica, gracias a lo cual, nos hemos dado cuenta que la sociedad actual (cada vez más exigente) demanda más servicios de los que demandaba hace 20 años. De esta manera, hemos ampliado nuestros servicios, hemos buscado las técnicas más punteras en los EEUU, hemos incluido las nuevas tecnologías y nos hemos posicionado por fin, como los líderes profesionales que somos.

Este cambio nos da pie para notar que el nombre y la imagen corporativa es mucho más que un tema comercial. Es la identidad, la cual representa los valores de una compañía, las cualidades únicas que tiene y que le diferencian de otras.

En ésta lógica, y con el fin de reflejar la transformación y crecimiento alcanzados, el centro Redacer, que siempre se ha distinguido por la calidad de sus tratamientos y la alta formación de sus profesionales, de ahora en adelante, pasa a llamarse NeuroRedacer.

El prefijo ‘Neuro’ perfila el ámbito de aplicación en el que trabajamos a diario, y al mismo tiempo reestiliza nuestro nombre sin perder la esencia de lo que somos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *