El calor y la Esclerosis Múltiple

Muchos de los pacientes que presentan esclerosis múltiple (EM), indican que el calor empeora de manera significativa sus síntomas, llegando a aumentar su fatiga, dificultando la marcha y el equilibrio, y desmejorando su capacidad de concentración, memoria o atención. Esto ocurre porque el calor ralentiza la transmisión nerviosa en las fibras desmielinizadas por la enfermedad, o en ocasiones, se debe a la aparición de lesiones en áreas del cerebro que controlan la regulación de la temperatura corporal.

Esta intolerancia al calor es algo que suele ocurrir de forma habitual, aunque sus efectos no son permanentes, no causan daño a los nervios afectados, ni implican la aparición de una nueva lesión o brote. Los síntomas sufridos se restablecen cuando el paciente adquiere una temperatura corporal normal.

Este aspecto resulta limitante a la hora de organizar su vida social, familiar, y/o laboral durante el periodo de verano. Algunos consejos para evitar el empeoramiento en dicha época son los siguientes:

– Evita los picos de calor según las horas del día de más temperatura.

– Lleva un adecuado control de la energía, ajustando tus niveles de actividad, y según tus necesidades.

– Deja el tabaco, ya que fumar empeora la fatiga y la capacidad respiratoria.

– Mantén una dieta equilibrada y baja en grasas. Es necesario hidratarse con bebidas frías, evitando el alcohol y la cafeína.

– Conserva un hábito de sueño regular y tómate los descansos necesarios, según tu cuerpo te lo demande.

– Mantén tu temperatura corporal baja mediante, duchas refrescantes, el uso de aire acondicionado, llevando ropa ligera…

– Un programa de ejercicio individualizado y moderado puede mejorar los problemas de fatiga en la EM, aumentando el nivel de energía. Esto es algo personal y propio de cada paciente.

– Además, son beneficiosas las técnicas de relajación y respiración.

Silvia Roncero González- Fisioterapeuta de NeuroRedacer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *