La lesión medular, un cambio de vida.

Lesión Medular en León

Cuando en nuestra vida aparece una lesión medular no es el fin de la vida, sino el comienzo de una nueva aventura en las que nos tendremos que adaptar a una nueva situación.

Para entender la lesión medular debemos pensar en nuestra médula espinal como una gran autopista de información, la cual está protegida por un gran túnel, que es nuestra columna vertebral. Dentro de esta circulan impulsos nerviosos de ida y vuelta a través de todo nuestro cuerpo. Cuando esta autopista se daña, se suspende la comunicación desde el lugar donde se ha producido la lesión, la cual puede ser completa o incompleta. Esto se refleja con una disminución o perdida de movimiento voluntario, alteración de la sensibilidad, y además la aparición de trastornos neurovegetativos y de las funciones vesicales e intestinales, del sistema cardiovascular, e incluso de la función sexual.

La causa más común de está lesión son los accidentes de tráfico seguido de las caídas, incluyendo los accidentes producidos en las playas por tirarse de cabeza cerca de las rocas, cada año 250.000 y 500.000 personas sufren año en todo el mundo lesiones medulares, de las cuales 30.000 suceden en España.

En estas lesiones es importante saber a qué nivel se ha realizado la lesión ya que de esto dependerán los síntomas, donde podemos encontrar que una lesión a nivel cervical, producirá una perdida de movimiento y sensibilidad en las 4 extremidades, afectando incluso a la respiración, mientras que una lesión a nivel dorsal, afectará mayoritariamente a las piernas. También como antes se menciona las lesiones pueden ser incompletas o completas, esto es importante, ya que nos permite saber si es incompleta, tendremos la posibilidad de mantener cierto grado de movimiento o sensibilidad por debajo de la lesión, incluso nos influirá en el transcurso de la rehabilitación.

Actualmente todo el mundo quiere saber si hay una “cura” para la lesión medular, hay muchos progresos importantes hacia esta meta, pero hasta hoy aún no existe ninguna cura, pero si hay cierta recuperación tras la lesión.

En los casos de lesión medular es imprescindible una rehabilitación interdisciplinar especializada, ya que nuestra medula espinal al igual que nuestro cerebro presenta neuroplasticidad, la cual permite a las neuronas formar nuevas conexiones permitiendo recuperarse y reestructurarse, por lo que desde el momento que se produce la lesión, esta plasticidad ya está activa. Es por esto que cuanto más tiempo pase sin realizar rehabilitación, la recuperación será más lenta.

Por lo que es importante contar con un equipo interdisciplinar para realizar una evaluación exhaustiva de todas la necesidades y posibles complicaciones y mejoras para poder comenzar un buen camino para la rehabilitación y poder conseguir el máximo potencial, adaptándose siempre a cada persona de manera individual encaminándose a que la persona se reintegre en el ambiente familiar y social con la máxima calidad de vida posible.

Por lo que en el equipo trabajan junto con la persona para establecer metas siempre con una expectativa realista que lo que puede conseguir, además de comprender las nuevas necesidades y cuidados que son precisos para hacer posible la recuperación.

En este proceso es normal tener días malos, además de experimentar una gran variedad de emociones, mucha gente tiene dificulta para creer que la lesión es permanente o incluso experimenta un periodo de duelo similar a la muerte de un ser querido pero es importante recordar que se necesita tiempo para recuperar fuerza, paciencia y resistencia para alcanzar las metas.

Es probable que tengan muchas preguntas, en una situación tan complicada y frustrante como es una lesión medular es importante recodar que la mejor arma es la información y la compresión. Resuelva sus dudas con el equipo de rehabilitación, la mayoría pueden ser contestadas, aunque cuando se trata de recuperar movimiento después de la lesión, a veces hay que esperar un poco en el transcurso de la rehabilitación.

Dentro de este equipo el Terapeuta Ocupacional se centrará en conseguir la máxima independencia centrándose en trabajar Actividades de la Vida Diaria básicas e instrumentales, así como en todos los componentes de ejecución necesarios para realizar estas actividades. Algunos de estos objetivos son el adecuado uso de la silla de ruedas, transferirse desde la silla a la cama, al coche, al baño, control del entorno y el estudio de necesidades de productos de apoyo en el domicilio, proceso de aprendizaje para bañarse, comer o vestirse o como moverse en la cama incluso conducir un coche.

Es decir, centrará la rehabilitación en aprender nuevas habilidades para regresar de mejor manera a las rutinas y actividades que realizaba antes de la lesión.

Respecto a los viajes, no será una actividad que tenga que olvidarse de realizar, pero si habrá que tener en cuenta algunos aspectos a la hora de planificar un viaje como la elección del hotel según su equipación.

Otra parte importante que es frecuentemente olvidada es la sexualidad y la intimidad.  Sin embargo, es de gran importancia ya que la mayoría de las personas con lesión medular siguen teniendo deseo sexual y la necesidad de amar y se amados, la mecánica de tener relaciones sexuales será diferente que antes de la lesión, pero es posible. Las mujeres con lesión medular siguen teniendo la posibilidad de tener hijos, aunque posteriormente se tratará como un embarazo de alto riesgo. Sin embargo, si tienen alguna duda puede acudir a programas de educación sexual y de asesoramiento de dispositivos o ayudas técnicas de los Terapeutas.

Cynthia Guadalupe Garcia, Terapeuta Ocupacional.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *